Esta tecnología, que ya han comenzado a vender varias empresas, complementa al wifi.

Lifi hará 10 veces más veloz el acceso a internet

Arturo Campos, dueño de una próspera empresa mexicana llamada Sisoft, dejará de ser reconocido como un obsesivo matemático para convertirse en la primera persona en el mundo en comercializar con su compañía la tecnología Li-Fi, que usa la luz directa para transmitir datos a un costo de menos de 200 dólares.

La tecnología lifi transmite la señal de internet por medio de luces led (diodo emisor de luz). Fue inventada en 2011 y ha conseguido que transmita a velocidades de 100 Gbps en condiciones de laboratorio.

El lifi promete velocidades de conexión inalámbrica 10 veces superiores a las del wifi o más, pero no 100 veces como se ha reportado en otros medios. Los científicos aseguran que puede alcanzar velocidades de hasta 1 Gbps en condiciones de uso normal.

La novedosa tecnología puede usarse con una farola de un poste de luz, desde donde se recibe internet a velocidad muy superior y un láser invisible que puede enviar información hasta 10 kilómetros, además de llevar la conexión a las zonas más apartadas sin necesidad de cables.

Democratizar el internet

Campos no fue el inventor del lifi. El científico de la Universidad de Edimburgo Harold Haas fue quien descubrió en 2011 que la luz de un solo led era capaz de transmitir más datos que una antena de telefonía. “Venimos a democratizar internet”, ha dicho con orgullo el profesor mexicano.

El lifi solucionará en buena parte el problema de la saturación del espectro de radiofrecuencia. Se estima que, en el año 2019, el tráfico mundial de datos se incrementará hasta los 24,3 exabytes al mes (24.300 millones de gigabytes).

“Habrá unos 2.000 millones de aparatos conectados a wifi. Esta conexión 5G va a ampliar ese espacio”, subraya Campos.

La tecnología lifi es bidireccional. Se diferencia de la comunicación por luz visible (VLC) en que esta última solo permite transferencias de datos unidireccionales y a baja velocidad. El lifi ofrece además mayor estabilidad de conexión y facilita múltiples conexiones a un mismo foco de luz.

Sin embargo, todo no es color de rosa. La principal limitación de esta tecnología es que la luz no puede atravesar paredes. Por ese motivo, el rango de alcance de la señal se circunscribe a una categoría limitada. De todas maneras se trata de un avance que ofrece mayor seguridad porque es más difícil que los cibercriminales la intercepten.

La empresa Sisoft lleva desarrollando unos prototipos desde 2010. El aparato que ha creado consiste en un receptor y una lámpara con un chip encargado de descodificar la información y que actúa como un router.

Descongestionar las redes

El principal avance que aporta esta tecnología, más allá de la velocidad, es que puede haber varios transmisores de señal en un mismo cuarto sin que esto ocasione conflicto, mientras que con el wifi resulta inconveniente ubicar dos enrutadores en la misma locación sin que ello provoque interferencias en la señal.

Este sistema complementará al wifi tradicional y a las redes móviles. Servirá para descongestionar las redes 3G y 4G.

En el futuro facilitará llevar internet a través del alumbrado público y será ideal para llevar conexión a ámbitos donde exista interferencia por parte de otros elementos. También funcionará, se anticipa, para llevar internet en los aviones o en los grandes hospitales por medio de las luces led, lo que reduciría la necesidad de cableado.

Funciona como un código morse avanzado. Con solo instalar un modulador, un led es capaz de transmitir datos.

Estos moduladores hacen que la luz se encienda y apague millones de veces por segundo, con lo que se crean los ceros y unos binarios que cifran los datos. El parpadeo es imperceptible para el ojo humano, pero no para unos fotodiodos ubicados en los móviles, tabletas u otros dispositivos que se encargarán de recoger los cambios de la luz e interpretarlos para convertirlos en información.

De esta forma, toda la red de iluminación de una casa se convertirá así en un gran router con múltiples puntos de conexión.

Rápido y de alta calidad

Li-Fi pondrá su parte en la revolución del acceso al internet. Sisoft ya vendió esta tecnología a uno de los principales grupos constructores de México. Las pruebas lograron transferencia de archivos a una velocidad de 224 gigabits/segundo. Es decir, descarga en un segundo 18 películas y unos 35 segundos en bajar un filme en HD.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *